LA PSICOLOGÍA FORENSE Y EL VALOR DE LA PRUEBA DE PARTE (I)

Cada vez existe un mayor número de procesos judiciales donde se requiere la intervención de expertos en la valoración del comportamiento humano que respondan al cómo y por qué de una conducta, la capacidad procesal de una persona y las posibilidades de actuación de ésta de acuerdo a los criterios que interesen en el proceso en cuestión. Este sería el resumen, abreviado, del trabajo del psicólogo forense que, a diferencia de otras ramas de la psicología, tiene el compromiso de actuación como perito con el objetivo fundamental de aclarar y auxiliar al Juez en la toma de decisiones, con independencia de que la demanda de su intervención provenga del propio juzgado o de cualquiera de las partes.

A pesar de que en los últimos años la demanda de intervenciones de los psicólogos forenses ha ido en aumento todavía existe un gran desconocimiento sobre las cuestiones que refieren tanto al valor de la prueba, como las posibilidades de actuación de los psicólogos forenses .Seguramente el mayor desconocimiento que existe sobre el trabajo del psicólogo forense refiere acerca de las posibilidades de su trabajo y el alcance del mismo. A día de hoy existe una gran demanda de peritajes en el ámbito civil, concretamente en las cuestiones que refieren a los procesos de familia y las capacidades para la guarda y custodia o régimen custodio sobre los menores, procesos que, a nuestro entender, necesitan de una profunda revisión, dado que el actual procedermde ninguna forma resulta adecuado, creándose situaciones de verdadero desamparo tanto en los menores, víctimas de un sistema de Justicia poco adecuado, como en los propios progenitores (ver artículo “Indefensión y falta de credibilidad”).

Pero más allá del ámbito familiar, el trabajo del psicólogo forense abarca todas aquellas cuestiones que impliquen la forma y el modo del comportamiento humano, pudiendo ser perfectamente válido y esclarecedor el dictamen pericial en casi cualquier ámbito jurisdiccional. Pensemos en procesos penales, donde la actuación delictiva de una persona tiene que ser demostrada, y a su vez, tendrán que quedar resueltas cuestiones que al análisis del propio comportamiento, de acuerdo a la toma de medidas adecuadas que mitiguen las posibilidades de un comportamiento futuro reincidente; la capacidad para prestar testimonio verdadero o libre de condicionamientos; el propio análisis científico de los supuestos denunciados y corroboración de los mismos de acuerdo a la acusación de la persona; la validación de los supuestos testimonios de las víctimas; las secuelas derivadas; o la compatibilidad del delito, los supuestos y el acusado. En resumen, la actuación del psicólogo forense en el ámbito penal es casi necesaria y abarca innumerables posibilidades que parecen desconocerse tanto por los profesionales del derecho y la Justicia.

Pero también en otros procesos como son los que refieren a la validación de comportamientos y supuestos de actuación, y nos viene a la memoria la enorme demanda que años atrás tuvo nuestro trabajo con el tema de la contratación de productos bancarios, las conocidas “preferentes” y la importancia que en esas primeras demandas tuvieron los dictámenes psicológicos para demostrar el no conocimiento de los preferentistas sobre los productos contratados y, en muchos casos, el engaño al que fueron sometidos., y en el mismo orden jurisdiccional, la demostración de la capacidad testamentaria y/o la capacidad de obra, se manifiestan como supuestos donde la intervención profesional del perito resulta esencial.

Y así podríamos describir una a una cada una de las distintas posibilidades de actuación de los dictámenes periciales y la relevancia de los mismos. En definitiva, queremos llamar la atención acerca de un medio de prueba que, actualmente en España, suscita mucha confusión, pero sobre todo desconocimiento, si bien, es precisamente parte de nuestro trabajo el de dar a conocer el valor y posibilidades de nuestro trabajo de acuerdo a posibilitar un sistema de Justicia más eficaz.

Otro de los problemas que actualmente nos encontramos en España refiere acerca de la credibilidad o legitimidad de los informes emitidos. A éste respecto, viene siendo urgente que la propia Administración de Justicia y nuestro Colegio Profesional trabajen de acuerdo a defender, y entender, el valor de los informes periciales y la objetividad en la actuación de los peritos psicólogos, los cuales, en muchas ocasiones son puestos en duda sólo por el hecho de haber sido requeridos a solicitud de una de las partes en conflicto.

Pero esta cuestión es un debate tan absurdo como incomprensible, dado que es responsabilidad única de los Jueces, máximos garantes de la Justicia, recordar que el perito en sus informes tiene la obligación de demostrar todo aquello que se concluye, y por tanto, dentro de la actuación del perito forense no cabe la posibilidad de actuar al interés de quién contrata, sino que en todo momento actúa, exclusivamente, de acuerdo al interés del esclarecer aquellas cuestiones que competen a su ciencia como peritos que se deben al propio juzgado, y no a su “cliente”.

Sin embargo, nos encontramos en un escenario donde en ocasiones se le da mayor credibilidad a los informes emitidos por los equipos técnicos de los propios juzgados que, en muchas ocasiones, no alcanzan un conocimiento del tema en cuestión tan profundo como el que se llega en una pericial privada o de parte, y aunque suene a crítica hablamos desde la propia experiencia como peritos privados y, en otro momento, peritos que hemos sido trabajando dentro de la propia Administración de Justicia, donde las limitaciones técnicas y de tiempo que tienen los profesionales de los juzgados les impiden llegar al fondo de cuestiones sumamente importantes para el devenir del proceso judicial. Pero este tema, que abordaremos con mayor detenimiento en otra entrada del blog, no es el único que suscita confusión.

Игровые шаблоны DLE
Самая быстрая Диета
 

Últimas publicaciones

Conecta con nosotros

Síguenos en nuestras redes sociales y estarás informado de las últimas novedades

FacebookTwitter

Enlaces de interés

NOTICIAS DE INTERES

Entrevista: Juan José de Lanuza y Javier Lillo, La comunicación judicial Juan Jose de Lanuza Torres, Psicólogo Forense y Director del centro EASO junto a Javier Lillo, Criminólogo y experto en Coaching, visitan el plato d... More detail

CURSOS

Curso de Especialización en Psicología Forense La psicología forense es uno de los campos de trabajo más apasionantes y difíciles dentro de las ciencias del comportamiento. Lejos de antiguas dis... More detail
Curso de Psicología Forense El próximo mes de Diciembre de 2016 comenzará el Curso de especializacion en Psicología Forense que nuestro centro, junto a prestigiosos profesiona... More detail
Curso de Mediación Penal El pasado 10 de enero finalizó la primera convocatoria del Curso de Mediación Penal. Impartido en el Colegio de Abogados de Alcalá de Henares. El c... More detail
Está aquí: Home Blog LA PSICOLOGÍA FORENSE Y EL VALOR DE LA PRUEBA DE PARTE (I)